Etiquetas

, ,


Mansfield es una pequeña ciudad situada en Nottinghamsire, en la región del East Midlands inglés. Con algo menos de 100.000 personas, aquí lo normal es que caiga una fina lluvia mientras ves a tu equipo empatar frente a rivales con más gusto por el rugby que por el fútbol, y cuyas cabezas son más aptas para una chichonera que para el pensamiento filosófico vanguardista.

Su equipo de fútbol (Mansfield Town FC) es, por definirlo de alguna manera, y sin ánimo de ofender, predecible. Se espera que el club caiga en la primera ronda de la FA Cup, que avance dos o tres en el FA Trophy y que quede en una posición decente en la Blue Square Premier (5ª categoría del fútbol inglés).

Paul Cox Mansfield

Paul Cox, entrenador del Mansfield

Pero esta rutina no siempre es tal. Al menos desde que llegó Paul Cox (2011), uno de los protagonistas de nuestra historia. El club descendió de la League Two en 2008 y pasó unos años convulsos en los que no mostró el nivel que se le exigía. Sin embargo, desde que llegó Cox, algo ha cambiado en el equipo. La temporada pasada terminó en tercera posición, con un sprint final de 13 victorias en los últimos 15 partidos. El sueño del ascenso parecía posible, pero un gol del York en el tiempo extra en Field Mill en la semifinal del playoff acabó con las esperanzas del conjunto de Nottinghamsire de volver a alcanzar la League Two.

El hincha medio del Mansfield acude a un pub cercano al estadio un par de horas antes del partido para refrescar el gaznate junto a compañeros con bufandas azules y amarillas, después entra en Field Mill (7.500 espectadores),  y se dirige hacia Quarry Lane End, la zona de los aficionados locales, a animar a los Stags y rememorar a grandes figuras, como Ian Greaves (entrenador en los años 80) o Rod Arnold, el jugador con más partidos de la historia del Mansfield y uno de los artífices de la mayor gesta del equipo: la consecución del título de la Third Division (League Two) en 1977. Y dado que Manfield es famoso por sus night clubs, después del partido, en función del resultado, un gran porcentaje de los hinchas que se han visto en las gradas se volverá a encontrar ante la barra, bien sea para celebrar la victoria o para tratar de olvidar la derrota. Incluso en el empate algunos encuentran excusa.

Carolyn Radford Mansfield

Carolyn Radford, CEO del Mansfield

Ahora miremos a la grada. ¿Quién se sienta en el palco? John Radford llegó a la presidencia del Manfield en septiembre de 2010. Un año después, Carolyn Still fue fichada como CEO (directora ejecutiva) por Radford, convirtiéndose así en la persona más joven en su puesto (29 años) en las 6 categorías del fútbol inglés (de las que hay datos oficiales). Dos semanas después se hacía público que presidente y directora ejecutiva pasarían por el altar.

Carolyn Still, ahora Carolyn Radford, y su marido John, forman una pareja curiosa. Se ha hecho público que ella, licenciada en Ciencias Políticas, trabajó como escort durante años para dos empresas, bajo el nombre de “Luella”, antes de dar el salto a los despachos del Mansfield. Él consiguió su fama como Managing Director de One Call Insurance, una empresa de alquiler low cost de vehículos y OC Commerial, una empresa de brokers que gestiona participaciones e inversiones en bolsa. En enero de 2011 fue nombrado CEO de ambas compañías.

Vayamos al meollo de la cuestión. 17 de marzo de 2012: el Mansfield está luchando por mantener su plaza en los playoff y recibe al Barrow en Field Mill ante 2500 personas, cuatro días después de un empate sobre la bocina ante el líder, el Fleetwood Town. En uno de los mejores partidos que se recuerdan de los Stags, el marcador reflejó un resultado al descanso de 4-0 y de 7-0 al final. La mayor victoria en liga desde 1965. El Mansfield era un candidato claro al ascenso, y ese resultado lo refrendaba.

8 de febrero de 2013: falta un día para que el Barrow vuelva a visitar Field Mill y en el ambiente se respira euforia y optimismo. John Radford atiende a varios reporteros en la previa y, ante una pregunta acerca de un resultado positivo, responde: “Si Cox es capaz de marcar cinco goles en la primera parte, le conseguiré un Aston Martin”. Risas entre los periodistas.

9 de febrero de 2013: al descanso del Mansfield-Barrow el resultado es de 5-1. Al final del partido, 8-1, lo que supone la mayor victoria en la historia del club. “Es mi Aston Martin, no es nuevo. Tiene un par de años”, declara Radford mientras posa con Cox junto al Aston Martin plateado, propiedad ahora del entrenador, con la matrícula personalizada con su nombre y el hito alcanzado (MT51 COX – [Mansfield Town 5-1 Cox]).MANSFIELD Town chairman John Radford gave his Aston Martin car to manager Paul Cox

“Es un poco surrealista, la verdad”, afirma Cox ante la prensa. “No sé cuánto vale. Algunos dicen que unas 80.000 £. Es un gran coche y es maravilloso poder conducirlo”, añade sonriente. Cuenta que los jugadores no paran de bromear acerca del regalo del presidente, y la comparación con James Bond no se ha hecho esperar.

El Mansfield Town está luchando por entrar en los puestos de ascenso, pero una victoria ante el penúltimo clasificado ha sido suficiente para que John Radford regale a Paul Cox un Aston Martin valorado en más de 90.000 euros. Con presidentes así, ¿quién no estaría contento?

Autor: JavoAg