Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,


A comienzos del mes de junio de 1987, Brian de Palma estrenó “Los Intocables“, una película ambientada en los años 30, en plena Ley Seca en los Estados Unidos, que obtuvo cuatro nominaciones a los Oscar -Sean Connery se alzaría con una estatuilla como mejor actor de reparto-. Por aquellos días, Madonna se encontraba de gira por Japón, Whitney Houston batía récords de ventas con su nuevo disco en Estados Unidos y, en España, David Bowie se colocaba número uno en la famosa lista de los 40 principales. En lo que al deporte se refiere, Wimbledon reservaba una sorpresa mayúscula: Iván Lendl, que sumaba más de dos años como el mejor tenista del circuito según el Ranking ATP, caería en la final frente al australiano Pat Cash en tres sets.

Ese mismo junio de 1987, el día 27, D. Jesús Gil sería elegido presidente del Club Atlético de Madrid; un nombramiento que conllevaría, años después, una interminable lista de procesos judiciales, de acusaciones de estafa y apropiación indebida, de falsear documentos, de utilizar dinero del club en beneficio propio, de hinchar el precio de “futbolistas” que nunca llegaron a ser profesionales, de llevar a un club, considerado por aquel entonces como el tercer o cuarto “grande” de España, a levantar únicamente 6 títulos en cinco lustros, con un descenso a Segunda División incluido. Este es el caso de la “Familia Gil”, unida de manera indisoluble al nombre de Enrique Cerezo, al frente de una Sociedad Anónima Deportiva, antes Club de Fútbol. Es la historia de cómo un club de sus socios acabó en manos de unos gestores que nunca pagaron por él. Es una narración que muchos ya saben pero, desgraciadamente, otros tantos no conocen.

25 años de historia: Relación de un equipo de fútbol con los Tribunales

El socio ha reaccionado. Esto es el principio de una profunda transformación, el inicio de una nueva era”

JESÚS GIL, 27 DE JUNIO DE 1987

· 1987: Jesús Gil es elegido Presidente del Club Atlético de Madrid

El 26 de junio de 1987 tuvieron lugar las elecciones a la presidencia del Atlético de Madrid. Cuatro candidatos se presentaban a ellas:

· D. Enrique Sánchez de León, que había sido ministro de Sanidad y Seguridad Social entre 1977 y 1979, durante el primer mandato de Alfonso Suárez.

· D. Jesús Gil y Gil, promotor inmobiliario. Había sido condenado por el derrumbe del techo de un comedor en 1969 en Los Ángeles de San Rafael que provocó 56 muertos.

· D. Agustín Cotorruelo, hijo del socio número 1 del Atlético de Madrid, Ministro de Comercio durante la presidencia de Carrero Blanco y presidente del Atlético de Madrid durante tres meses en 1982 en los que preparó la vuelta de Vicente Calderón al puesto.

· D. Salvador Santos Campano, Vicepresidente durante más de tres lustros del Atlético de Madrid, y exjugador del Atlético de Madrid de Balonmano en la década de los setenta.

El 27 de junio a las 6:45 el recuento estaba listo, y arrojaba, con un total de 12.476 votos válidos totales, los siguientes resultados:

¿Cómo pudo ganar Jesús Gil unas elecciones en las que, a priori, visto su currículum, partía como el último de los candidatos? Para responder a esta pregunta hay que viajar hasta Portugal, hasta Oporto más concretamente. Allí jugaba uno de los mejores jugadores de aquel momento, Paulo Futre, galardonado dos veces como mejor jugador de la SuperLiga portuguesa, campeón de Liga en dos ocasiones y, lo que le lanzó a la fama, campeón de Europa en 1987 en una inolvidable final frente al todopoderoso Bayern de Munich.

Jesús Gil y Paulo Futre, en su presentación

Había debutado en 1983 con el Sporting de Portugal, en el que sólo aguantó un año por una supuesta petición de aumento de sueldo. Tres temporadas en el Oporto para consagrarse y de ahí un contrato millonario con el Atlético de Madrid, cuatro años a razón de 120 millones por temporada más un chalé. 500 millones de pesetas costó su traspaso, el fichaje más caro de un jugador portugués hasta ese momento. Jesús Gil viajó en persona hasta Portugal para cerrar su traspaso y lo trajo hasta Madrid, en donde viajó con el equipo a la final de Copa que se disputaría un día después de las elecciones, el 27 de junio. No podía jugar, pero había que comenzar a rentabilizar el fichaje, e ilusionar a la afición era el primer paso para ello.

El Atlético de Madrid salió derrotado en aquella final de Copa que le enfrentó, en Zaragoza, a la Real Sociedad. El tiempo reglamentario finalizó con un empate a dos que llevó el encuentro a la tanda de penaltis. Allí Arconada se erigió en héroe y John Benjamin Toshack pasó a la historia por llevar a la Real Sociedad a conquistar su segunda Copa del Rey (la primera fue en 1909).

· 1992: el club se convierte en S.A.D.

5 temporadas después de la llegada de D. Jesús Gil a la presidencia, y con 14 cambios de entrenador a sus espaldas, el 30 de junio de 1992 era la fecha límite para la conversión de los clubs en Sociedades Anónimas Deportivas, según la Ley del Deporte de octubre de 1990. Quedaron exentos de esta conversión: Real Madrid CF, FC Barcelona, Athletic Club de Bilbao y Club Atlético Osasuna, por contar con un patrimonio neto positivo en los últimos cinco años. El resto de equipos de Primera y Segunda División debían hacer frente a una transformación que, se suponía, acabaría con el derroche de dinero que hasta ese momento se había despilfarrado por parte de los presidentes electos de los clubes de las dos máximas categorías.

Paulo Futre levanta la Copa del Rey en presencia de los Reyes de España

28 de junio de 1992: nos referimos a una fecha que muchos aficionados atléticos guardan en su memoria. Ese día el Atlético de Madrid ganó su segunda Copa del Rey consecutiva. Si en 1991 el rival había sido el RCD Mallorca, en el Santiago Bernabéu, con una victoria por la mínima para los colchoneros, en esta ocasión se vieron las caras con su rival de la ciudad, el Real Madrid, en el mismo escenario. El encuentro finalizó con un resultado de dos a cero, gracias a los goles de Schuster, tras la maravillosa ejecución de una falta, y Futre, que estableció la ventaja definitiva con un extraordinario zurdazo.

Al término de su segunda fase de transformación, el Club Atlético de Madrid tenía cubierto tan solo un 5% de su capital social (102 millones de ptas.). De cara a la tercera fase, que en teoría debería ser libre, la directiva decidió que sólo pudieran tener acceso los actuales socios de la entidad. El plazo finalizaba el día 29. Después, y en función del capital cubierto, según informaron fuentes del club, Gil compraría las acciones que restasen. “La idea del presidente”, explicaron las mismas, “es dar oportunidades a los socios”. Cabe destacar el incremento en un 65% en las cuotas de socios con respecto a las de la temporada anterior, según la información publicada en El País el 19 de enero de 1992, con el descenso que provocó en el número de socios dicha subida de precios. Los que no renovaron su abono esa temporada, no pudieron comprar acciones para la transformación del club en SAD.

29 de junio de 1992: Según publicó José Miguélez en El País, “todas las fuentes del club consultadas, menos Jesús Gil, aseguran que el presidente ya dispone del dinero necesario (los 1.960 millones de pesetas que restan por suscribir en acciones), pero no hay confirmación oficial. La oposición, mientras tanto, se ofrece a poner el dinero si Gil se va. El problema es que el plazo ya es corto y que si el Atlético no lo cumple jugará el próximo año en Segunda B”.

Todos sabéis que tenemos problemas de dinero. Pero los vamos a arreglar. Los pobres también tenemos derecho a ser felices, y a tomar caviar”

JESÚS GIL, 29 DE JUNIO DE 1992

En un ambiente de euforia por la victoria ante el eterno rival, desde la presidencia se lanzaban mensajes de pesimismo con respecto al estado financiero del club. El capital social del Club Atlético de Madrid ascendía a 2060 millones de ptas. y los socios sólo habían cubierto un 5% del total. Si había problemas para conseguir cubrir la totalidad del capital social, ¿por qué la tercera fase de la transformación no fue libre y se decidió que sólo pudieran tener acceso los socios del club? Gil repetía una y otra vez que la entidad se encontraba en una delicada situación económica, si bien también se mostraba como el salvador del club, aquel que pondría el dinero necesario para salvar al Atlético de Madrid de un supuesto descenso a la categoría de bronce al fútbol español debido a sus deudas. 

30 de junio de 1992 (El País): “Todas las fuentes del club rojiblanco consultadas, excepto Gil, insisten en afirmar que el dirigente dispone ya de esa suma. Sin embargo, el CSD sólo tenía al cierre de esta edición noticias poco alentadoras. En una actitud que personas vinculadas a él entienden como fingida para dar morbo al desenlace, Gil se mostró ayer muy pesimista sobre el desarrollo de sus gestiones. “En estos momentos”, dijo, “no tengo resuelto el problema. Me da muy mala espina que Cajamadrid todavía no me haya contestado sobre el crédito. Me temo que estoy pagando el precio de meterme en política. Pero, de todas formas, cuento con más soluciones. Seguiremos luchando. Si no lo consigo ahora, pediré, de acuerdo con la ley, una excepción temporal”. Ayer mismo, Joaquín Leguina, presidente de la Comunidad de Madrid, dio por segura la transformación del club en sociedad anónima en el acto de ofrecimiento de la Copa por parte de la plantilla rojiblanca. “Iros tranquilos de vacaciones que el año que viene seguiréis adelante”, dijo”.

Marca: “Para Jesús Gil es la tabla de salvación. Busca desesperadamente los dos mil millones de pesetas que le permitan a su club la transformación en S.A.D. Al descenso deportivo a segunda B si al final no se alcanza la transformación, habría que añadir el económico. El Atiético de Madrid quedaría excluído del Plan de Saneamiento, con lo cual tendría que afrontar sus deudas por valor de 3.269 millones (de pesetas) con la Seguridad Social y Hacienda y que se ejecutaría de forma inmediata”.

· 1 de julio de 1992: 2000 millones y un batín

Capital de las S.A.D. constituidas - El País, 1 de julio de 1992

1 de julio de 1992 (El País): “Jesús Gil, el presidente del Atlético de Madrid, llegó al CSD 10 minutos antes de que concluyera el plazo. Minutos antes, el abogado del club, José Luis Sierra, presentó en el registro las escrituras de la conversión del Atlético. En ellas figuran tres certificados bancarios. Uno del Banco Central Hispano, por valor de 120 millones de pesetas que corresponde a la venta de acciones hasta el pasado lunes. Los otros dos, corresponden a dos operaciones hipotecarias, una de 1.300 millones y otra de 713, de los bancos Credit Lyonnais y Banco de Vitoria respectivamente“.

El batín es de seda, me lo regaló mi mujer, y las zapatillas son de Loewe”

JOSÉ MARÍA RUIZ-MATEOS, 1 DE JULIO DE 1992

Jesús Gil y Ruiz-Mateos en la sede del CSD – EFE, 1 de julio de 1992

Esta instantánea fue tomada el 20 de junio de 1992, pocos minutos antes de que el tiempo estipulado para que los clubes se convirtieran en S.A.D. acabase. En ella se ve a D. Jesús Gil y D. José María Ruiz-Mateos, accionistas mayoritarios de los clubes que presidían hasta ese momento, el Atlético de Madrid y el Rayo Vallecano respectivamente. Lo curioso de la instantánea es que en ella se reflejan los dos mandatarios de las dos empresas deportivas en las que los socios tenían menos porcentaje de acciones (5% en el caso del Atlético, 2% en el Rayo).

El fútbol debe dejar de ser la batallita del domingo. Aquí se acabó lo del pañuelito contra el palco. Cuando uno saque el pañuelo, el otro le saca las acciones…”

Jesús Gil, 8 de julio de 1992

· Temporada 1999/2000: Intervención judicial del Club Atlético de Madrid S.A.D.

El 22 de diciembre de 1999, Manuel García Castellón, juez de la Audiencia Nacional, decretó la destitución del presidente del At.Madrid, D. Jesús Gil, y de todo el Consejo de Administración de la entidad, y la intervención, el embargo y el secuestro de las acciones del Club Atlético de Madrid Sociedad Anónima Deportiva. Manuel García Castellón nombró a Luis Manuel Rubí como administrador judicial del club con plenos poderes hasta el 31 de marzo de 2000 para llevar la gestión de la entidad mientras se investigaban los supuestos delitos de estafa, apropiación indebida, falsedad en documento público y mercantil y delitos societarios, que la Fiscalía Anticorrupción cifraba en 9.427 millones de pesetas.

El 11 de abril de 2000, el juez Manuel García Castellón levantó la administración judicial y dictó el regreso del anterior Consejo de Administración con D. Jesús Gil como presidente. Con ello, Rubí abandonó el club rojiblanco y el control pasó a las manos de la familia Gil, aunque todas las operaciones serían supervisadas por dos interventores que debían aprobar determinadas actuaciones. (Información extraída de Señales de Humo).

Según una información publicada por ABC el 23 de diciembre de 1999, y de acuerdo con un escrito presentado por el fiscal de la Audiencia Nacional, Carlos Castresana, “a finales de 1997 Gil debía al Atlético 2.700 millones de ptas. Poco después, en enero de 1998, Gil decidió saldar esa deuda con el director general del club, su hijo Miguel Ángel. Pero no lo hizo pagándola, sino <<mediante su compensación con un activo ficticio consistente en los derechos sobre cuatro supuestos jugadores profesionales de fútbol que no eran tales>> […] Según el fiscal, Gil cedió a su propio club a través de su empresa Promociones Futbolísticas unos activos que valoró junto a su hijo en 2.740 millones de ptas. cuando el precio de mercado de esos supuestos futbolistas debían ser infinitamente menor, si no inexistente“. El caso de los futbolistas a los que se valoró en 2.740 millones de ptas. es el llamado Caso Negritos, que que se juzgó junto a la apropiación del Club por parte de D. Jesús Gil y D. Enrique Cerezo en el “Caso Atlético”.

· 2003: La sentencia del “Caso Atlético”

El 14 de febrero de 2003 la Audiencia Nacional condenó al entonces presidente del Atlético de Madrid, D. Jesús Gil, a tres años y medio de prisión por delitos de apropiación indebida (24 meses de prisión) y estafa (18 meses de prisión), a “restituir” al club sus 236.056 acciones y a hacerse cargo de una deuda de 2.700 millones de ptas., derivados de aquel “Caso Negritos” al que hemos hecho referencia. También fueron condenados el entonces vicepresidente D. Enrique Cerezo, como cooperador necesario en la apropiación indebida del club, a 12 meses de prisión, y D. Miguel Ángel Gil Marín, director general, como autor de un delito de estafa por simulación de contrato, a 18 meses de prisión. Los efectos de esta dependerían del fallo del Tribunal Supremo, que llegaría a mediados de 2004.

· 2004: Sentencia definitiva del Tribunal Supremo

En este enlace se puede consultar la sentencia 640/2004 de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, que absolvió a D. Jesús Gil y D. Enrique Cerezo al estimar que había prescrito el delito de apropiación indebida de fondos del club por el que la Audiencia Nacional les había condenado a 24 meses y 12 meses de prisión respectivamente. Sin embargo, sí mantuvo los 18 meses de condena a D. Miguel Ángel Gil Marín por simulación de contrato, así como a “la obligación de reponer la situación contable al estado anterior a la firma, cuando se reflejaba una deuda de Jesús Gil con el Club de 2.700.000.000 ptas., debiendo estar y pasar por esta reposición Miguel Angel Gil Marín, por sí mismo, así como a los herederos de Jesús Gil y Gil”. [N. del R.: D. Jesús Gil falleció el 14 de mayo de 2004 debido a un infarto cerebral]

Nos han acusado de ladrones y yo les digo una cosa: se roba de donde hay, y el fiscal se pensaba que aquí había petróleo pero sólo había trabajo”

Enrique Cerezo, 9 de julio de 2004

En la página 36 de dicha sentencia se puede leer lo siguiente:

“El recurrente [D. Jesús Gilse hizo con dicho paquete accionarial de forma fraudulenta, sin efectuar desembolso alguno, como ya se ha acreditado, por más que el delito de apropiación haya sido declarado prescrito, pero es que el Club Atlético de Madrid, como otros tantos, es depositario de una historia y de unos valores de naturaleza inmaterial, que trascienden y superan su mera traducción económica. En definitiva, padre e hijo con manifiesto abuso, perjuicio y deslealtad hacia el Club suscribieron en colusión el contrato que aunque formalmente tenía dos partes contratantes, la del Club estaba instrumentalizada y como tal supeditada y vicaria a los fines del otro contratante con lo que, en realidad, al no existir contraprestación, se trató de una simple y pura condonación de una deuda, en perjucio del acreedor, que es el Club“.

· 2010: Un nuevo doblete, un nuevo desmantelamiento

Europa League: La temporada 2009/2010 fue una temporada feliz para los colchoneros. El 12 de mayo se disputó en Hamburgo la final de la Europa League, a la que el Atlético de Madrid accedió tras eliminar a Galatasaray, Sporting de Portugal, Valencia CF y Liverpool. Se enfrentaban al Fulham, al que vencieron por un ajustado 2-1 gracias a un gol de Forlán a cuatro minutos para el final de la prórroga.

Campeones de la Europa League

Copa del Rey: Una semana más tarde, se enfrentarían al Sevilla FC en la final de la Copa del Rey, donde cayeron derrotados por 2-0, tras los tantos de Diego Capel y Jesús Navas, este último en el tiempo de prolongación.

Supercopa de Europa: El 27 de agosto, como campeones de la Europa League, se enfrentaron al Inter de Milan en la Supercopa de Europa. La victoria fue para el Atlético de Madrid, que se impuso por dos goles a cero, gracias al acierto de José Antonio Reyes y Kun Agüero.

Campeones de la Supercopa de Europa

Desmantelamiento: Veamos la plantilla con la que el Atlético de Madrid afrontó el tramo final de temporada, tras los fichajes de invierno y la destitución de Abel Resino: De Gea, Asenjo, Valera, Antonio López, Pernía, Juanito, Ujfalusi, Alvaro Domínguez, Perea, Pablo Ibáñez, Cabrera, Ignacio Camacho, Raúl García, Jurado, Assunçao, Tiago, Salvio, Reyes, Simao,  Agüero y Forlán.

Con esta plantilla el Atlético de Madrid consiguió llegar a dos finales en uno de los años más exitosos que se recuerdan en el club rojiblanco desde aquel famoso doblete de 1996. Incluso D. Miguel Ángel Gil Marín fue nombrado “Gestor del año en los Globe Soccer Awards, un evento donde también recibiría un premio Jorge Mendes, uno de los representantes que más dinero mueve en el mundo del fútbol y con el que el consejero delegado mantiene una buena relación.

De los 21 jugadores arriba expuestos, unos 18 meses después, sólo siguen siete de ellos en la primera plantilla: Asenjo, Perea, Domínguez, Antonio López, Assunçao, Tiago y Salvio. Los dos jugadores que más tiempo llevan en el Atlético de Madrid (Perea y Antonio López) no tienen asegurada su continuidad más allá del verano que llega, fecha en la que finalizan sus respectivos contratos.

Según datos de transfermakt.de, los ingresos del Atlético de Madrid por las ventas realizadas desde junio de 2010 hasta enero de 2012 son los siguientes:

David de Gea: 20 M €; Tomas Ufjalusi: 2 M €; Ignacio Camacho: 1,5 M €;  José Manuel Jurado: 13 M €; José Antonio Reyes: 3,5 M €; Simao Sabrosa: 0,9 M €; Sergio “Kun” Agüero: 45 M €; Diego Forlán: 5 M €; Elías Mendes: 8,8 M €.
Total: 99,7 M € ingresados por traspasos desde junio de 2010 hasta enero de 2012.

Veamos ahora los gastos en fichajes en la misma etapa:

Elías Mendes: 7 M; Diego Godín: 8 M €; Filipe Luis: 12 M €; Sílvio: 7 M €; Arda Turan: 12 M €; Gabriel Fernández “Gabi”: 3 M €; Juanfran Torres: 4,2 M €; Radamel Falcao: 40 M €; Mario Suárez: 1,8 M €.
Total: 95 M € gastados en fichajes desde junio de 2010 hasta enero de 2012.

El beneficio económico del Atlético de Madrid por el traspaso de jugadores entre junio de 2010 y enero de 2012 asciende a 4,7 M €. Cabe decir que estas cifras no son transparentes. El valor total de estas operaciones no ha salido (o entrado) de las arcas del club. Esta afirmación hace referencia a los fondos de inversión que participan en varias de las operaciones que el club realiza (sirvan como ejemplo los fichajes de Elías y Sílvio), prohibidos en países como Inglaterra o Alemania.

Entrevistas

Para tratar de aclarar un asunto que, debido al tiempo, ha quedado en el olvido de algunos aficionados, hemos contado con el honor de entrevistar a Rubén Uría, periodista de COPE y Eurosport, y a José Luis Sánchez Ayuso, presidente de la Asociación Señales de Humo, dos personajes que pueden arrojar un poco de luz en un tema lleno de sombras.

Rubén Uría

El caso del Atlético de Madrid es el caso más escandaloso de corrupción en el fútbol español

El máximo accionista del club es el único directivo de la historia del fútbol mundial que ha sido condenado por estafar a su propio club

José Luis Sánchez Ayuso

Como mínimo, la deuda con Hacienda asciende, sumando el largo y el corto plazo, a 215 millones de euros

El principal argumento, la barrera, la muralla, tras el cual se esconden (Gil y Cerezo) es que esto es suyo. Bueno, pues eso no es suyo. Eso ya ha quedado aclarado por la justicia española. Ellos se hicieron de forma ilegítima con esas acciones y, por lo tanto, no es suyo

Descargar la entrevista completa
Ver la entrevista transcrita

Periódicos y documentos a los que se ha tenido acceso durante la investigación:

· ABC: diciembre de 1999 (día 23).
· El País: junio de 1987 (días 26, 28 y 30),
junio de 1992 (27, 29 y 30), julio de 1992 (1 y 4).
· Marca: junio de 1987 (días 26 -páginas I y II- y 28 -I, II y III-),
junio de 1992 (29 -I y II-, 30 -I y II-),
julio de 1992 (1 -I y II-, 2, 4 y 5).
· Estado de las cuentas del Club Atlético de Madrid S.A.D. a 30 de junio de 2011.
· Sentencia 620/2004 de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo.
· Sentencia 66/2011 de la Audiencia Provincial de Madrid por el caso de la Ampliación de capital de 2003.

Javier Aguilar — @preciadobigotin